Así, por ejemplo, la piedra cae naturalmente, porque acá abajo está su lugar natural, al que aspira; y el árbol florece y fructifica porque aspira a multiplicarse, ser fecundo a través de la reproducción de sí.

jennessa brandow dating-63

La Ética más bien, decía Aristóteles, en lugar de ser una rama de la filosofía que se aprenda para saberla, es más bien un saber que se debe ejercitar.

La ética no tiene sentido si se sabe y no se practica.

Y si también a esta debe llamársele racional, entonces será doble lo racional: el uno por excelencia y en sí mismo, y el otro como el hijo que escucha al padre.

Por lo tanto, según tal diferencia se distingue también la virtud: en efecto, llamamos a las unas dianoéticas (intelectuales) y a las otras éticas (morales) que deben ser ejercitadas para que sean un hábito.

Suponiendo que exista tal fin último, que unifica todos los fines relativos, la misión de la Ética es determinarlo y mostrar cómo puede alcanzarse.

El libro primero Este libro trata de dilucidar cual es el fin, objetivo o blanco al cual todos los hombres procuran orientar (enderezar) sus obras para alcanzarlo y parece ser, según Aristóteles que el fin último del cual hablamos es por consenso de todos los hombres la felicidad.El fin de todo acto según la Ética debe ser el bien y no solo el bien propio particular sino el bien común.Lo que es bueno para mí, debe ser bueno para todos Cuando se estudia el movimiento se ve que todo movimiento y cambio naturales representan una “inclinación”, un orientación, un apetito móvil, para alcanzar una situación o un estado que le corresponde por naturaleza.Y en los entes dotados de sensibilidad este logro del fin o del bien particular se traduce en placer; y en los entes dotados de razón, en felicidad.Detengámonos ahora en los movimientos propios del hombre en cuanto tal: en sus actos.Según Aristóteles, los actos humanos pueden ser de dos especies: a) una, la de aquellos actos no queridos por sí mismos, sino por lo que ellos producen o lo que de ellos deriva.